PRIMER ENCUENTRO DE FILMOTECAS INSULARES: Filmoteca Canaria – Cinemateca de Cuba

filmotecascanarias

Al hilo de Cuba como isla invitada de nuestra primera edición, se celebrará un encuentro entre la Filmoteca Canaria y la Cinemateca de Cuba, representado por los directores de ambas instituciones: María Calimano y Luciano Castillo, respectivamente.

Dicho encuentro servirá para analizar las relaciones existentes entre el cine de las Islas Canarias y el de Cuba, vinculados entre sí desde sus orígenes. De otro lado, ofrecerá un marco para la reivindicación sobre la labor emprendida por las filmotecas insulares para salvaguardar el patrimonio fílmico de su cinematografía.

Filmoteca Canaria: nuestra memoria pasa por ella.

La Filmoteca Canaria fue creada el 3 de noviembre de 1984.

Tiene como principales funciones la recuperación, restauración, conservación y difusión del Cine en general y especialmente el relacionado con Canarias. Se divide en dos áreas: Área de Archivo, con sede en Santa Cruz de Tenerife y Área de Difusión, con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

En sus archivos no sólo se conservan películas en soporte cinematográfico, videográfico y digital, sino también fotografías, guías publicitarias, carteles, programas de mano, revistas cinematográficas, libros y artículos de prensa sobre el cine rodado en las islas. Tiene una importante colección de aparatos cinematográficos tanto profesionales como de aficionado.

La Filmoteca Canaria programa ciclos de cine de forma regular en Las Palmas de Gran Canaria y en La Laguna (Tenerife). También se hacen proyecciones en el resto de las islas en colaboración con instituciones insulares. Cada año se muestra una selección de las imágenes recuperadas de las islas que se han obtenido gracias a la Campaña de recuperación de material cinematográfico doméstico iniciada en el 2005.

mariacalimano

María Calimano

Directora de la Filmoteca Canaria.

La CINEMATECA se mueve…

El título alude a que la Cinemateca de Cuba, institución cultural fundada el 6 de febrero de 1960, difiere de otras análogas en el mundo en que sus programas no solo se exhiben en la capital, sino a lo largo de la isla desde hace muchísimo tiempo como una suerte de museo ambulante de cine, en fase actual de reorganización.

Contribuir a la creación de un público cualitativamente superior, uno de los propósitos cardinales del ICAIC, es uno de los empeños permanentes de la Cinemateca de Cuba, que inició sus funciones en el Cine de Arte ICAIC (hoy Charles Chaplin) en diciembre de 1961 con la muestra «Clásicos del cine soviético». Fue admitida un año después como miembro de la Federación Internacional de Archivos de Filmes (FIAF). Las primeras iniciativas emprendidas fueron crear la Sección de Cine Clubes y dirigir y coordinar la Unidad de Cine Móvil para difundir el séptimo arte en los más recónditos lugares, que originó los cine móviles. Más tarde, integró la Coordinadora Latinoamericana de Archivos de Imágenes en Movimiento (CLAIM).

La actual sede capitalina de la Cinemateca, la sala 23 y 12, dotada ya de una galería expositiva, cuenta con 643 localidades y la posibilidad en un futuro de habilitar otras dos y devenir un multicine. Planea la apertura del Café Buñuel y de la primera librería especializada en cine en el país, sin dejar de soñar con el viejo proyecto del Museo del Cine. Cada martes presenta el espacio «Ojeada al cine cubano», coauspicia mensualmente el Cine Club «Orson Welles» con la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica, fomenta la Cinemateca Infantil y Juvenil los fines de semana y forma parte del circuito de la Muestra Joven ICAIC y el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

La trayectoria de más de medio siglo de la Cinemateca de Cuba reafirma la impronta de una institución de esta naturaleza, como rememoró François Truffaut al declarar en 1968: «Todo lo que sé lo aprendí del cine, a través de sus películas. Del cine se aprende su historia, su pasado y presente en la Cinemateca. Solo en ella se aprende. Es una enseñanza perpetua. Yo formo parte de la gente que necesita volver a ver siempre viejos filmes, los del cine mudo y el parlante. Por lo tanto, me paso la vida en la Cinemateca, excepto cuando estoy filmando».

luciano

Luciano Castillo

Director de la Cinemateca de Cuba.